las mejores cámaras 4k para cine y video

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

 

Muchos estamos buscando las mejores cámaras 4k para cine y video y pasamos tiempo viendo especificaciones técnicas en blogs y videos de youtube. Las nuevas cámaras DSLR o Mirrorless poseen variedad de características, millones de megapíxeles, estabilización óptica de cinco ejes, 10 bits de color, isos altos de 500.000… Los fabricantes de cámaras nos bombardean con sus virtudes técnicas y nos hacen sentir que si no tenemos sus cámaras de 4k o 8k, no hacemos buenos videos.

Algunas de los comentarios que solemos oír cuando hacemos videos son: con qué cámara hiciste ese video?… tienes que rodar tu corto con una Red One o Alexa, son cámaras de cine profesional que graban en 4k…. La cámara, en algunos casos, parece mucho más relevante que el propio director de fotografía, como si la función del DP o camarógrafo fuera dar al botón de grabar y ya. La cámara hará lo demás. Y es algo que muchos piensan: con una mejor cámara haré “mejor” mi trabajo. 

  • las mejores cámaras 4k para cine y video

    No es la cámara

    Es el indio detrás de ella.

no es la cámara es el indio detrás de ella 

Muchas de las películas que se han filmado hasta este preciso momento las han hecho personas con una mirada excelente, con la cámara que mejor se ajusta al proyecto, y no siempre son los últimos modelos. Solo se han preocupado por tener una buena exposición (a veces ni siquiera eso) y un buen planteamiento conceptual y de composición. Todo ha sido un ejercicio mental, una conjunción perfecta de la luz y el momento que pide el guión o el director en escena, además de un dominio exquisito de la técnica para sacar el máximo provecho posible en el instante exacto. El trabajo de dirección de fotografía consta de iluminar, componer, y escoger el punto de vista con que se contará mejor la historia. Color, contraste, ritmo, movimiento, luces y sombras son algunos de sus elementos de expresión. Luego sigue la técnica y ejecución de la misma durante el rodaje, aquí la cámara debe responder a estas necesidades expresivas que exige el storytelling y no al revés. Libatique director de fotografía de Black Swan en su entrevista con ASC sobre el rodaje de la película, comenta sobre cómo trabajó con dos formatos de cámara:

 

“Fue un rodaje de una sola cámara, excepto tal vez en una ocasión, nuestra cámara principal era una Arri 16mm 416, que usamos con lentes Arri Ultra Prime. Exceptuando la vez que utilizamos una Canon 7D o 1D Mark IV para todas las escenas del metro; Podría llevar una 7D y grabar en el metro todo el día con un equipo muy pequeño.”

Aquí vemos claramente un buen ejemplo donde la cámara se ajusta al proyecto más no el proyecto a la cámara. La misma puede cambiar según la escena que se va a rodar y el director de fotografía es quien facilita tal elección. Durante la entrevista Libatique explica por qué elige esta cámara entre muchas.

“La 7D tiene más profundidad de campo que una 5D, pero necesitaba eso porque no tenía a un foquista y necesitaba trabajar realmente rápido. Grabé todo al estilo documental. Hice todas las tomas y las enfoque yo a mano, y solo las veíamos en el monitor de la cámara. Terminé grabando con un lente Canon de 24 mm a 1.600 ISO para obtener la mayor profundidad de campo posible¨.

Otra pregunta frecuente que surge en el medio, es que si realmente se pueden utilizar este tipo de cámaras como la 5D Mark II, la 7D, 60D, etc. en proyectos de cortometrajes, pelis y comerciales… y la respuesta ha sido que sí. Hay muchos ejemplos, como el episodio del final de temporada de Dr. House.

Es duro decir esto, pero con una cámara 4K O 8K ARRI ALEXA O RED ONE no vas a hacer “mejores” videos. Lo único que podrás lograr en tus cortometrajes o proyectos es tener una mayor “calidad técnica”. Nada más y nada menos. Pero olvídate de hacer mejores propuestas fotográficas. La única forma de conseguirlo, es comprandote un buen libro sobre dirección de fotografía como ¨Días de una camara – Nestor Almendros¨ o el clásico libro de “Culto a la Luz de Sven Nykvist”, una autobiografía del director de fotografía donde repasa sus técnicas, películas y su concepto de menos es más. Otra opción recomendada es “Painthing with light” de John Alton, donde explica el trabajo del cinemafotógrafo y explora cómo la luz, la cámara y la elección entre una u otra locación, determinan el estilo visual de una película.

A su vez, no todo es teoría, también toca ponerte unos buenos zapatos deportivos y perderse todas las horas que se puedan por la ciudad, por espacios naturales, por lugares que quieras explorar, haciendo videos con el celular, tu DSLR o asistiendo a un set de rodaje para aprender directamente en campo el oficio de dirección de foto.

Concretando, pensamos que la gracia del trabajo está detrás de quien opera y no de la cámara. Decir “qué lindo quedó, con qué cámara lo grabaste?” es como decir, “guao, que rico quedó la comida, con que sartén la cocinaste?”. La habilidad no es de la flecha sino del indio que apunta al blanco.

¿QUÉ QUEREMOS DECIR CON TODO ESTO?

Que a lo mejor no hace falta tener una cámara brutal y la última del mercado (la rapidez con las que surgen las constantes actualizaciones técnicas de las cámaras puede ser agobiante). En vez de preguntarnos si graba a 4k, apuntar al blanco estaría en plantearnos: qué expresividad formal me exige el guión y cómo puedo lograrlo? o cuestionarnos: una buena variedad de objetivos para cambiar la forma de ver el plano, el ángulo de visión y ayudar a contar mejor la historia del director es necesario?. Quizás es aquí donde notaremos más la diferencia, independientemente de la cámara que tengamos. No tiene nada que ver rodar con un lente Canon EF 35 mm f1.4 USM que con un Rokinon 35mm f1.4 de cine. De repente ves otras cosas, más nitidez, más detalles finos y una mejor reproducción de las luces y las sombras.

Rodar con una cámara profesional es una sensación maravillosa para un DP, y las tentaciones están siempre presentes. Pero no podemos olvidar que haremos mejor dirección de foto, analizando a destacados DP, leyendo grandes libros, experimentando posibles técnicas, que si tenemos el último modelo de cámara. La dirección de fotografía no es sólo mecánica, es ante todo una forma de pensar. ¿Qué opinas?

En rubik rental pensamos que rentar una cámara, puede ser una opción más práctica que comprar la mejor. Escogerla según el tipo de proyecto, necesidades del guión, configurar sus lentes, accesorios, y explorar o combinarlas para tu producción cinematográfica (claro, si tu presupuesto lo permite), es sin duda mucho más rentable. 

Autor: Ithiel Poflosky Director de fotografía 

Fuentes: AMERICAN SOCIETY OF CINEMATOGRAPHERS 

Las mejores cámaras 4k para cine y video, son las que mejor se ajustan a tu proyecto

Más contenidos para ti

las mejores cámaras 4k para cine y video

las mejores cámaras 4k para cine y video

Muchos estamos buscando las mejores cámaras 4k para cine y video y pasamos tiempo viendo especificaciones técnicas en blogs y videos de youtube. Las nuevas cámaras DSLR o Mirrorless poseen variedad de características.

Deja una respuesta